Fue un conocido médico jiennense, Manuel Serrano Piqueras (1878-1972), el pionero en España en alertar sobre los perjuicios del tabaco.

De hecho, hace cien años nada se sabía sobre los peligros del tabaco.

Trabajó como médico interno por oposición en hospitales madrileños y conoció directamente los estragos que causaba el tabaco.

Él mismo los padeció pues fumó desde los 10 hasta los 30 años.
«Una angina de pecho tabáquica me avisó del peligro en el que estaba», llegó a reconocer. «Noté que se me descompuso el organismo hasta tal punto que no tenía ningún órgano que funcionase normalmente. Después me convencí de no había sido un hombre completo hasta que no dejé el humo».
Fundó y presidió en el año 1946 la Liga de No Fumadores de España y fue promotor de la Lucha Antitabáquica Mundial.
«El vicio del cigarro no debió ser nunca admitido en sociedad como costumbre tolerada.
Introducido, ahora resulta más difícil desplazarlo», afirmó a mitad del siglo pasado.

En la actualidad, toda la sociedad es consciente de los efectos perjudiciales para la salud del tabaco y las autoridades lanzan continuamente campañas para advertir de sus riesgos, pero esto no siempre ha sido así.

 Te recomendamos descubrir más sobre esta figura.