La sociedad se conoce como “la hermandad del Gorrión”.

Especialistas en las sociedades secretas hablan de la hermandad, más conocida como “La Gorrionera”, como una de las más antiguas de la historia creada por el mismo rey Salomón.

Protegían uno de los objetos sagrados más importantes del las tres grandes religiones monoteístas: la mesa del rey Salomón.

La distribución de esta sociedad secreta tiene formal piramidal: los del nivel más bajo son los llamados Gorriones y es el grupo más numeroso, de ahí se va ascendiendo Palomas, Búhos, Halcones, etc, hasta llegar al Águila que es el cabeza o maestre.

Se les atribuye además la creación de una Lengua de las Aves, compuestas por una simbología propia.

Se les acusó, por parte de algunos investigadores especializados en estos temas, de la extraña muerte de un hombre ocurrida en Jaén en el año 2006, la ciudad donde también se cree que puede estar guardada la mesa del Rey Salomón, en concreto dentro de su catedral.

Era el año 2006, un lunes a primera hora ya algunos periódicos de Jaén titularon su portada así: La Policía Nacional busca a un hombre de 30 años por su supuesta relación con el muerto de la catedral de Jaén.

El lunes sobre las tres de la mañana una llamada del 112 provenientes de unos jóvenes alertaron a la policía.

Estos oyeron unos gritos procedente de la Plaza Santa María y a continuación vieron a un hombre corriendo a gran velocidad alejarse del lugar.

Cuando la policía llego, no encontraron palabras para lo que vieron.

Hallaron a un hombre de 59 años, bocabajo, desnudo y cubierto de excrementos y plumas de paloma. Identificaron este señor con el nombre de Francisco H.M.

La autopsia declaró que había muerto por un golpe en la cabeza pero además estaba borracho, muchas hipótesis apuntan a este señor como que había sufrido un accidente como tropezarse y haberse dado en la cabeza pero además podría estar acompañado por un grupo de amigos y estos decidieron gastarle una broma desnudándolo y echándole por encima los excrementos de aves.

Otros barajaron otra hipótesis dada en un rol, la muerte era muy similar a la famosa novela de Dan Brown, El Código Da Vinci, una muerte ritual.

Los excrementos y plumas encontrados en el cuerpo de la victima puede tratarse de la simbología de la Lengua de las Aves inventada por dicha sociedad.

Este caso sobresaltó en su día a la capital y sigue sin estar resuelto…