El descubrimiento se incluye en el proyecto Qubbet el-Hawa, liderado por la Universidad de Jaén, en la necrópolis del mismo nombre a la orilla del Nilo frente a la ciudad de Asuán

El cáncer de mama más antiguo del mundo  tiene 4.000 años. Científicos andaluces lo han documentado en una momia egipcia.

Entre la tecnología utilizada, uno de los mejores TACs del mundo en el hospital egipcio de Asuán. Más de 3.000 cortes de un milímetro que han permitido corroborar el diagnóstico.

El director del proyecto arqueológico en Quebbet el-Hawa (Asuán – Egipto), Alejandro Jiménez, profesor de egiptología en la Universidad de Jaén comenzó en 2008 y ahora encuentra en los huesos todas las respuestas en las necrópolis de los gobernadores de Elefantina del Reino Medio.

En este yacimiento destaca el descubrimiento de cuatro cámaras funerarias intactas. Este hallazgo ha permitido desvelar gran cantidad de información sobre una familia de gobernadores que gira en torno a la figura de Satcheni V, cerca del 2000 a. C.

El análisis de los cadáveres ha permitido encontrar a la mujer con el cáncer de mama más antiguo del mundo.

El estudio de la madera de los sarcófagos interiores, intactos 4000 años después, puede desvelar mucha información sobre los gobernadores de Elefantina en el Reino Medio.

Esta expedición, financiada por la Fundación Gaselec, está escribiendo las últimas páginas de la historia de la Arqueología.