“Había miles de muertos por todos lados en la Abadía de Alcalá la Real”

La llaman la “Abadía de los muertos” en Alcalá la Real (Jaén), por ser el lugar de la Península Ibérica con mayor número de cadáveres por metro cuadrado.

Además tiene una particularidad que la hace aún más lóbrega: NO todos los muertos encontrados en ella estaban enterrados. 

Muchos han aparecido en aljibes de agua, en el interior de vasijas y en las cavidades de relleno de los pilares y de las paredes.

La iglesia abacial de Santa María la Mayor se encuentra enclavada en la fortaleza de la Mota, en Alcalá la Real (Jaén).

Según las crónicas, en 1341 el rey Alfonso XI ordenó erigir un templo de estilo gótico sobre los restos de la mezquita mayor que allí se emplazaba.

Esta misteriosa iglesia mantuvo su función religiosa hasta 1530. En ese año comenzó la construcción de la iglesia mayor abacial, que se prolongó hasta 1627.

Su estructura mezcla motivos árabes, platerescos y renacentistas. Pero lo que llama la atención del visitante son los elementos siniestros encontrado en ella.

Y es que entre los muros de este templo han aparecido tal cantidad de cadáveres y restos humanos que exceden lo que habitualmente cabría esperar en un lugar de estas características.

 

 

Según Carlos Borrás, “pese a que este suelo es un lugar sagrado que se ha reutilizado al menos desde el siglo III a.C.”, es imposible saber a ciencia cierta si los restos hallados son islámicos, cristianos, de la Edad de Bronce, de la época romana o la visigótica.

Lo único evidente es que sus muros han dado cobijo a millares de cadáveres de personas cuyo máximo deseo era yacer en terreno sagrado.

En la actualidad Santa María la Mayor continúa en proceso de restauración. 

Seguro que aún nos deparará muchas más sorpresas…

 

¿Quieres conocer las últimas novedades?

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos al tanto de las últimas publicaciones ¿Te las vas a perder?