Combinan AOVE y algas marinas para prevenir enfermedades de la piel y los ojos.

Se trata de un producto totalmente natural que evitaría afecciones como la dermatitis o el eczema.

La Universidad de Jaén ha desarrollado un producto natural a base de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y algas marinas que ayuda a  prevenir enfermedades cutáneas y oftalmológicas.

El profesor Ruperto Bermejo, uno de los investigadores de la Universidad de Jaén explica:

“Lo más importante es que previenen enfermedades. Además, estos antioxidantes mejoran aún más las ya de por sí buenas propiedades que tiene el aceite: duran más en el tiempo, son más estables, se degradan menos y se enrancian más difícilmente”.

Sus componentes evitan además que se deteriore, por lo que la fecha de caducidad puede incluso duplicarse.

Gracias a esta combinación se podrían prevenir enfermedades como la dermatitis, el eczema o la degeneración macular senil.