1249943
1249943

Xylella fastidiosa, así se llama la bacteria que mata olivos.

Preocupación y expectación en el sector aceitero español en general desde que se detectaran en el archipiélago los primeros casos de la enfermedad, proveniente de California (Estados Unidos) y sin cura, al menos por ahora.

Ya arrasó 540.000 hectáreas de olivar en Italia en 2016.

Los expertos destacan que Xylella fastidiosa es una bacteria con un enorme potencial patógeno sobre gran número de plantas.

Procede de América, y provoca varias enfermedades de importancia económica, principalmente en cultivos leñosos como olivos, viñas, cítricos, diversos frutales de hueso, café y ornamentales.

El brote del sur de Italia afecta a olivos, almendros y adelfas.

Según Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria el movimiento de plantas es la principal vía de entrada de esta bacteria.

Una vez detectado un foco en el campo, los tratamientos químicos contra la bacteria o sus vectores no suelen ser efectivos.

En estos casos hay que liminarde las plantas afectadas y la vegetación silvestre cercana que actua como hospedadora de la bacteria, así como establecer un programa de vigilancia en años sucesivos para intentar evitar el rebrote de la enfermedad.

¿Quieres conocer las últimas novedades?

Suscríbete a nuestra newsletter y te mantendremos al tanto de las últimas publicaciones ¿Te las vas a perder?