Se trata de una peculiar casa, cuya fachada ha sido decorada con bicicletas de todos los tipos y colores.

Una curiosa excentricidad que no deja indiferente a quién la ve y que sin duda anima a fotografiar.

Si vas por Cazorla te recomendamos una pequeña “paradita” para ver esta pintoresca casa, y hacerse una foto de recuerdo, sobre todo si eres aficionado al ciclismo.

Cuando vas por la carretera de Cazorla a la Iruela, dentro del pueblo de Cazorla, a la derecha ves esta fachada que ha sido decorada con bicicletas de todo tipo. 

Te recomendamos 

¿Qué te estas perdiendo por NO asomarte al “balcón de Zabaléta”, en Cazorla?

Merece la pena pararse 5 minutos a hacerse la foto de rigor ya que no es algo que se vea todos los días.