Un lugar estratégico y clave para controlar la frontera entre dos reinos, Jaén y Granada.

Este castillo de origen musulmán fue conquistado por los Reyes Católicos en el año 1485, y se vio sometido a constantes pugnas por su estratégica posición de frontera.

Con la construcción de este enclave se pretendía crear un punto vertebrador en el camino real entre Despeñaperros y Granada. 

El Castillo de Arenas se encuentra en el término municipal de Campillo de Arenas, provincia de Jaén.

Se edificó sobre el siglo XIV y se asienta sobre un cerro en la Sierra de Alta Coloma, entre Granada y Jaén.

Su importancia radicaba en su localización, desde donde custodiaba los caminos más directos entre los reinos de Jaén y Granada: el paso del río Guadalbullón y el del río Quiebrajano, ambos apenas unos angostos pasillos. 

Entre esta fortaleza y los castillos más avanzados de Castilla (Pegalajar y La Guardia), quedaban unos 30 kilómetros de territorio que permanecerían durante toda la Baja Edad Media como Tierra de Nadie.

Cubría la retaguardia de los castillos de Cambil y Alhabar, siendo, por tanto, la llave occidental de Sierra Mágina, por lo que musulmanes y cristianos se lo disputaron continuamente.

Aun así, permaneció en poder de los granadinos casi todo el tiempo.​

Hasta su conquista definitiva en 1486, el Condestable de Castilla, Don Miguel Lucas de Iranzo, llevará a cabo varios intentos de conquistar la fortaleza. En Abril de 1462, una vez acabadas las treguas de Enrique IV con Granada, llegó hasta el mismo castillo, donde sus tropas quemaron dos de las cinco puertas que poseía.

En 1485, Fernando el Católico emprende la conquista del Reino de Granada.

La conquista de Cambil y Alhabar produjo la caída de todo el sector fronterizo de Sierra Mágina. Posteriormente, los musulmanes entregan y abandonan sin resistencia el Castillo de Arenas, junto con los de Píñar, Iznalloz y Montejícar.

Tras la conquista de Granada, Jaén se apoderó de Cambil y Alhabar, y funda, bien entrado el s. XVI, las poblaciones de Campillo de Arenas (al sur del castillo) y Valdepeñas de Jaén, por lo que el castillo quedó también incluido en el término del Concejo jiennense.

El Castillo se encuentra bajo la protección del Patrimonio Histórico Español, desde 1985 está declarado Bien de Interés Cultural.

Atualmente se conserva en un estado ruinoso.