No veras indios o vaqueros, ni vegetación como en las películas… pero si un magnífico paisaje.

En la provincia de Jaén tenemos a uno de los desiertos más desconocidos de la región, probablemente por permanecer a la sombra del gran desierto de Tabernas, en Almería.

No por desconocido es menos interesante.

Se extiende por más de 57.000 hectáreas y sus temperaturas pueden llegar hasta los 4 grados en la temporada de más frío.

La vegetación que puebla esta zona no es muy abundante, destacando algunas formaciones de encinas, pino y matorrales.

Si tienes la oportunidad de pasar unos días en los municipios de Larva o Huesa, te animamos a que te acerques hasta este desierto, te sorprenderá.