Enrique IV, príncipe de Jaén

El Reino de Jaén, fue una provincia de la Corona de Castilla.

El “Santo Reino”, como era conocido, comprendió un territorio que coincide aproximadamente con la actual provincia de Jaén y fue uno de los cuatro reinos de Andalucía.

Tras la reconquista, la monarquía castellana quiso crear un reino, y se eligió a Jaén que anteriormente había sido capital de la Taifa de Jaén. 

El 10 de octubre de 1444 el futuro Enrique IV de Castilla, por entonces príncipe de Asturias, se convirtió en el primer y único príncipe de Jaén.

Castilla se encontraba en ese periodo bajo el control de Álvaro de Luna, que intentó controlar las compañías y educación de Enrique. Entre los compañeros de su juventud se contaba Juan Pacheco, que sería su hombre de confianza.

Escudo de {{{nombre_común}}}Escudo del Reino de Jaén Versión usada desde 1466 con corona real abierta usada hasta 1700. Cuartel de plata (blanco) sustituido por oro (amarillo) en el siglo XIX.La primitiva concesión de este escudo se remonta a la conquista de Jaén en 1246 por Fernando III, el primitivo blasón se tuvo que componer necesariamente cuartelando de gules y plata.
Con el tiempo, estas armas se vieron posiblemente acrecentadas por Enrique II con una bordura de catorce piezas, compuesta por castillos de oro sobre gules y leones rampantes de gules sobre plata, que simbolizan, respectivamente, la armería completa de los reinos de Castilla y León […].
Posteriormente, Enrique IV por Privilegio dado en Segovia el 9 de junio de 1466, aparte de confirmar las concesiones hechas por sus antecesores, confirió por timbre del escudo la corona real. 
 
Archivo: Señoríos del Reino de Jaén.svg
En abril de 1425, tres meses después de su nacimiento, Enrique sería jurado como Príncipe de Asturias.

Así mismo el 10 de octubre de 1444 se convierte en el primer, y único, príncipe de Jaén. Enrique IV, el único Príncipe de Asturias que ha utilizado el título de Príncipe de Jaén, fue un personaje bastante peculiar en la historia de España, conocido como Enrique IV el Impotente.

Aunque no ha tenido un uso prolongado en el tiempo, el título de Príncipe de Jaén sigue unido al Principado de Asturias y el actual titular, Felipe de Borbón, podría utilizarlo si quisiera hacerlo. 

[bctt tweet=”Aunque no ha tenido un uso prolongado en el tiempo, el título de Príncipe de Jaén sigue unido al Principado de Asturias y el actual titular, Leonor de Borbón, podría utilizarlo si quisiera hacerlo.” username=”estoyjaen”]

El principado fue dado a su hijo heredero Enrique quien en 1444 se tituló príncipe de Asturias y de Jaén.

En 1833, tras 587 años de existencia, el Real Decreto de 30 de noviembre suprimió el reino de Jaén, creándose la actual provincia de Jaén, que se formó uniendo las localidades del reino homónimo, algunas localidades del reino de Murcia, y dos poblaciones que hasta entonces pertenecían a La Mancha: Beas de Segura y Chiclana de Segura.

Los lugares del reino de Murcia que se incorporaron a Jaén fueron Benatae, Génave, Orcera, Santiago de la Espada, Segura de la Sierra (con los agregados de la Puerta y de Bujaraiza), Siles, Torres y Villarrodrigo.

Además, la nueva provincia incorporó los dos enclaves del reino de Granada que existían en el reino de Jaén: Bélmez de la Moraleda y Solera, que era un municipio independiente (hoy integrado en el de Huelma).