Feria de San Lucas, una feria tardía pero muy deseada

fun fair 2174258 1920
fun fair 2174258 1920

La feria de San Lucas en Jaén capital, la más tardía entre las importantes de Andalucía y de España, así como la última feria de la temporada taurina.

Se trata de la fiesta mayor de la ciudad donde jiennenses y foráneos se reúnen todos los años en el recinto ferial o en el casco histórico, para disfrutar unos días de alegría y grandes vivencias.

Encontrarás multitud de eventos como conciertos, actividades culturales, las cabalgatas, espectáculos y grandes actuaciones teatrales, fuegos artificiales, …

Es bueno aclarar que, el origen de la Feria de San Lucas NO fue instaurada en el siglo XV por el Condestable de Castilla D. Miguel Lucas de Iranzo, coincidiendo con la celebración de su onomástica como la gente cree. 

¿Por qué existe esta idea sobre el origen de La Feria de Jaén


Según cuenta la Crónica del Condestable, se celebraba el 18 de octubre la festividad del patrón de su familia, San Lucas. 

Una celebración fundamentalmente religiosa donde se entonaban cantos solemnes en la Iglesia Mayor y después hacían refrigerio de exquisitas viandas.

El Condestable y su corte asistían en procesión a dicha Iglesia Mayor, donde tenía lugar una misa cantada en la capilla de San Lucas.

Después una solemne misa en el altar mayor con todos los señores de la ciudad presentes.

A la salida, comían y realizaban juegos de cañas.

Aunque en esta época se celebraba una feria de ganado que coincidía con este día, no parece tener ninguna relación puesto que no se menciona en la Crónica, y por tanto la feria principal de Jaén continuaba siendo la de agosto.

 

Los Inicios: las fiestas de “la Virgen de Agosto”


Así pues en un principio, la feria GRANDE de Jaén se celebraba alrededor del 15 de agosto, día de la Asunción de Nuestra Señora.

Se debió a un privilegio otorgado por el príncipe don Enrique de Trastámara, hijo del rey Juan II de Castilla y futuro rey Enrique IV.

Sin embargo la festividad se vio incrementada en 5 días más en 1453 a petición del Concejo de la ciudad, ante el gran número de personas que acudían a adorar al Santo Rostro que se mostraba al pueblo desde la balconada de la Catedral.

Un elemento fundamental en estas fiestas eran los eventos taurinos.

El principal motivo de esta festividad era de carácter económico.

fotos antiguas de ganado jaén

Ésto fue así ya que se  instauró una importante feria de ganado al concentrar la multitud de ferias y mercados que se venían celebrando en distintos puntos del Reino de Jaén.

A partir de los años 30 del siglo pasado, la feria de agosto comenzó a decaer, y fue suprimida en los años de la Guerra Civil.

Aunque se reinstauró en 1939, nunca volvió a tener el mismo esplendor que en el pasado y acabó reduciéndose a una verbena en el barrio del Arrabalejo.

En el año 1805 una epidemia de viruela hizo que se prohibiera celebrar la feria de agosto, por lo que el Concejo de la ciudad decidió que ese año la feria grande de Jaén pasara a realizarse el 18 de octubre, coincidiendo con la pequeña feria ganadera que se celebraba en esta fecha.

A partir de 1814, la feria de San Lucas, vio aumentar el número de gentes y de ganado que participaban en ella, lo cual contribuyó a consolidarla, aunque siendo siempre una feria de menor rango.

¿Cuándo se consolidó la feria de Jaén?


En 1883, la Real Sociedad Económica de Amigos del País lanzó una propuesta razonada para que la feria de Jaén tuviera lugar definitivamente en octubre.

Uno de los argumentos era que agosto tenía serios inconvenientes para una feria ganadera como la escasez de agua en abrevaderos, las epidemias, el calor, …

Sin embargo, Octubre era época de intermedio en las cosechas agrícolas con un clima suave, y supone que Jaén tuviera la última de las ferias españolas, lo cual atraería a numerosos asistentes a su mercado, comercio y a sus festejos.

fotos antiguas de jaén

La iniciativa gozó de buena acogida y así en 1883, la Feria de San Lucas comenzó su andadura como feria grande de Jaén.

La Feria de Agosto se mantuvo hasta mediados del siglo XX como feria de ganado e incluso tuvo algunos momentos de esplendor a principios de dicho siglo.

Pero ésta finalmente desaparecería, tomándole el relevo como segunda feria de la ciudad la de la Virgen de la Capilla, una modesta fiesta de barrio.

Momento importante en la historia de la Feria de San Lucas fue la llegada de la luz eléctrica, en 1902, quedando la feria iluminada por arcos voltaicos.

Ese mismo año desfilaron por primera vez los tradicionales gigantes y cabezudos, para celebrar la mayoría de edad de Alfonso XIII.

La Feria de San Lucas alcanzó cierto renombre en poco tiempo, debido a que era la última de importancia ganadera celebrada en Andalucía y también a que el cartel de sus festejos taurinos era de lo mejor que podía verse en la época.

En 1942 se establecieron importantes novedades en la Feria de San Lucas, como el concurso hípico y otras competiciones deportivas, los Juegos Florales, conciertos de bandas de música, teatro, revistas, bailes regionales, exposiciones de artesanía, pintura y escultura y otras atracciones como el Lagarto de Jaén, que se incluyó en el desfile de inauguración de la feria de 1944.

Así pues, la feria fue cobrando solidez edición tras edición hasta consolidarse plenamente.

La Feria Moderna, ¡Tal como la conocemos!


La ciudad de Jaén no tuvo un lugar donde celebrar su feria principal de manera ordenada y cómoda hasta la edición de 1954.

A principios de los años 90 del siglo pasado se decidió reubicar el recinto ferial, puesto que había terminado por quedarse pequeño en el antiguo Felipe Arche.

Finalmente, en la edición de 1998 se inauguró el recinto ferial de “La Vestida”, más abajo del anterior, en la zona existente entre la carretera de Granada, la Ronda Sur y la carretera de La Guardia.

La Feria de San Lucas actual, además de actividades en el recinto ferial, mantiene en su programación algunos de sus elementos más tradicionales, como el pregón y posterior cabalgata, las corridas de toros, los conciertos de la Banda Municipal de Música, teatros y actividades infantiles, actuaciones de artistas y grupos musicales del momento, eventos para todas las edades, etc.

Una de las costumbres que se ha potenciado en los últimos años, es la denominada Feria de Día por el Casco Antiguo, que adorna la zona de las tascas con guirnaldas y farolillos y la hostelería sacan sus terrazas a la calle, creándo un ambiente festivo, acogedor y vistoso para jiennenses y visitantes.

Y ahora, si llega Octubre… ¿Dónde tienes pensado ir?