Las “Flores fritas” ¿Aún no las has probado?

La flor es un dulce frito de la repostería española tradicional de Castilla-La Mancha, concretamente en la zona del Campo de Calatrava, de ahí su forma similar a la cruz de Calatrava.

Sin embargo se ha convertido en un dulce típico de la gastronomía andaluza y otras regiones. Tal es el caso de la provincia de Jaén, donde es habitual ver y saborearlo en la época de Semana Santa.

Este dulce forma parte de las llamadas “frutas de sartén”, nombre que se utilizaba para denominar a todos los dulces que se fríen en lugar de hornear.

Ahora que empezamos la Semana Santa, las pastelerías de Jaén engalanan sus vitrinas con dulces típicos de estas fechas y en las casas es muy común prepararlos con días de antelación.

rosas fritas

CONCURSO DULCE DE CUARESMA: Las "flores fritas" son un dulce típico de la repostería jiennense en este tiempo de Cuaresma y por influencia de la gastronomía manchega. Es nuestro dulce de concurso que hoy les presentamos en Andalucía Directo. Horno Puente Tablas Panaderia Pasteleria @Jaén

Publiée par Andalucía Directo sur Vendredi 15 mars 2019

Entre ellos encontramos flores fritas, torrijas, roscos de anís, hornazos…

Es un dulce fácil de elaborar que se introdujo en Europa a través de los árabes que ocupaban la península ibérica.

En Al-Andalus se llamó “sopaipa” a la masa de harina frita y, posteriormente, “enmelada”, siendo el desencadenante de todas las masas fritas como buñuelos, churros, tortillas…

Se recomienda servir acompañadas de un buen café, té o infusión.

Dependiendo de la zona, se hacen por Navidad o Semana Santa, y la cobertura puede hacerse tanto con miel como con azúcar y canela, aunque hay quien le gusta cubiertas con chocolate.

Según Carmina Martínez, creadora del blog “Carmina en la Cocina” indica que

Es muy importante que se frían en aceite de oliva virgen extra de las variedades picual o cornicabra, ya que son los que menos se degradan en la fritura, creando una cobertura sobre el alimento que hace que se absorba menos grasa y queden mucho más crujientes“.

Yo no se tu, pero cada vez que veo este artículo (sea la época que sea) me apetece comerme unas cuantas flores…