La “desconocida” historia del Hospital San Juan de Dios en Jaén

01
01

En el casco antiguo de Jaén existía, desde el siglo XV, un gran hospital llamado “Hospital de San Juan de Dios”. 

Gracias a las donaciones de particulares y al patronazgo del Concejo Municipal, esta institución sanitaria, llegó a ser uno de los hospitales más longevos dentro de la historia española, y el de mayor solera en Jaén.

En una memoria de 1892 el Director del Centro denunciaba las dificultades para desarrollar su labor en el Hos­pital: Poco espacio para atender a  los enfermos, falta de ventilación en  la enfermería, se necesitaba establecer sistemas de ventilación adecuados, modificar la distribución de las salas Y favorecer la comunicación entre las de enfermería y cirugía, además de aislar las dos de contagiosos.

Sin olvidar las mejoras a realizar en la sala destinada a la curación de prostitutas, los enfermos heridos, militares y pensionistas para los que se solicitaban unas salas separadas que no existían.

Y lo que más urgía era encontrar un lugar digno para los locos, del que se carecía.

Durante varios siglos obtuvo  el mérito y  honor  de  constituirse en  un  verdadero  modelo asistencial  que  lograría difundirse por todo  el  ámbito de  la  monarquía española.

Cuando en 1973 todas  sus instalaciones  fueron  trasladadas al nuevo y moderno Centro Hospitalario Princesa Sofía de España, el benemérito antiguo Hospital de San Juan de Dios quedó  incomprensiblemente abandonado, expuesto al robo y pillaje, y casi arruinado.

En  1992 la Diputación de Jaén, asumió con interés el problema de  una adecuada y  definitiva sede  para  el  I.E.G. mediante la costosa restauración del viejo hospital.

El proyecto se confía al Doctor Arquitecto D. Luis Berges Roldón, medalla  de ho­nor del premio Europa Nostra por la recuperación del Palacio de Villardompardo y los Baños Árabes de Jaén.

Como vés, un edificio con mucha historia.