En el casco antiguo de Jaén existía, desde el siglo XV, un gran hospital llamado “Hospital de San Juan de Dios”. 

Gracias a las donaciones de particulares y al patronazgo del Concejo Municipal, esta institución sanitaria, llegó a ser uno de los hospitales más longevos dentro de la historia española, y el de mayor solera en Jaén.

En una memoria de 1892 el Director del Centro denunciaba las dificultades Para desarrollar su labor en el Hos­pital: Poco espacio Para atender a  los enfermos, falta de ventilación en  la enfermería, se necesitaba establecer sistemas de ventilación adecuados, modificar la distribución de las salas Y favorecer la comunicación entre las de enfermería y cirugía, además de aislar las dos de contagiosos.

Sin olvidar las mejoras a realizar en la sala destinada a la curación de prostitutas, los enfermos heridos, militares y pensionistas para los que se solicitaban unas salas separadas que no existían.

Y lo que más urgía era encontrar un lugar digno para los locos, del que se carecía.

Durante varios siglos obtuvo  el mérito y  honor  de  constituirse en  un  verdadero  modelo asistencial  que  lograría difundirse por todo  el  ámbito de  la  monarquía española.

11-300x168 La "desconocida" historia del Hospital San Juan de Dios en Jaén

Cuando en 1973 todas  sus instalaciones  fueron  trasladadas al nuevo y moderno Centro Hospitalario Princesa Sofía de España, el benemérito antiguo Hospital de San Juan de Dios quedó  incomprensiblemente abandonado, expuesto al robo y pillaje, y casi arruinado.

En  1992 la Diputación de Jaén, asumió con interés el problema de  una adecuada y  definitiva sede  para  el  I.E.G. mediante la costosa restauración del viejo hospital.

El proyecto se confía al Doctor Arquitecto D. Luis Berges Roldón, medalla  de ho­nor del premio Europa Nostra por la recuperación del Palacio de Villardompardo y los Baños Árabes de Jaén.

Como vés, un edificio con mucha historia.