Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un nuevo tipo de pantalla acústica.

Está hecha con un hormigón poroso fabricado con huesos de aceituna calcinados. Además de atenuar el ruido del tráfico, permitirá aprovechar este residuo agrícola.

Las pantallas acústicas, también denominadas pantallas anti-ruido, permiten reducir la contaminación acústica.

Actualmente, son la opción más difundida para atenuar las molestias generadas por el tráfico.

Este nuevo producto es el resultado del proyecto PANOLSTON; desarrollado por investigadores del Instituto del Transporte y Territorio de la Universitat Politècnica de València y la empresa PRECON S.A.

Para la obtención de estas pantallas acústicas, los investigadores analizaron el comportamiento del material evaluando la dosis óptima para obtener la máxima absorción del ruido posible.

Este tipo de pantallas se presenta como una alternativa a las pantallas ya existentes para atenuar el ruido generado por el tráfico.

Tras los primeros ensayos de fabricación, realizados en PRECON, las pantallas acústicas fabricadas con hormigón poroso a base de huesos de aceituna calcinados han sido homologadas.