Investigadores del grupo ‘Ingeniería Química y Ambiental’ de la Universidad de Jaén han demostrado la capacidad de una bacteria para eliminar metales pesados, como la plata o el plomo, de las aguas residuales.

La ventaja que tiene este descubrimiento en las plantas de tratamiento de agua, es que no genera lodos residuales, cuyo tratamiento genera elevados costos en estas plantas y, además, al estar cargado de estos materiales peligrosos, no pueden reutilizarse.

De lograr su uso industrial, el tratamiento de aguas contaminadas sería mucho más eficiente y económico.

 

Para el desarrollo del proyecto, los expertos partieron del estudio de 48 microorganismos entre hongos, levaduras y bacterias, hasta llegar a la especie más idónea para sus propósitos.

Se trata de identificar al que asimile más cantidad de plata y que no suponga un riesgo añadido en las aguas tratadas.

bacteria-2-300x164 Científicos jienenses consiguen eliminar metales pesados de aguas residuales con una bacteriaLa elegida fue la bacteria Klebsiella sp. 3S1, de la misma familia que la bacteria que causa la neumonía, pero sin su acción patógena. Klebsiella sp. 3S1 es un microorganismo que está presente en la naturaleza y no está modificado genéticamente.

Los investigadores señalan que estos metales se cuantifican en millones de toneladas cada año en toda Europa, procedentes, en gran medida, de vertidos de las industrias metalúrgicas.

Al no ser elementos biodegradables, su acumulación aumenta el problema a medida que pasa el tiempo.

Las investigaciones han formado parte de un proyecto financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en el que estudian distintos organismos como levaduras, hongos, algas, bacterias y cierta flora acuática con capacidad de concentrar metales y de acumularlos dentro de su estructura.

El objetivo es “conseguir biorremediadores eficaces que cumplan una doble función al ser descontaminantes, por un lado, y recicladores de las sustancias que asimilan, por otro”.