El Municipio se encuentra en un lugar estratégico entre el Parque Natural de Sierra Mágina y el Parque Natural de la Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas en la provincia de Jaén.

Este pueblo de apenas 500 habitantes, llegó a tener en el siglo pasado más de 2.000 vecinos, convirtiéndose en un de los más pequeños pueblos de la provincia.

Dada su diversidad natural y cultural se convierte en un lugar privilegiado dentro de la comarca de Sierra Mágina.

La Sierra de Larva da nombre el municipio, nace a sus espaldas desde su punto más alto, el Cerro de los Picones a 1144 metros, hacia el norte se divisan hermosas panorámicas de sus campos, de las ciudades de Úbeda y Baeza, y las comarcas de Sierra Mágina y Cazorla.

Un lugar que hay que visitar.