Investigadores de la Universidad de Jaén y de Cádiz, demuestran los efectos positivos sobre células de cáncer de mama, aplicando el extracto de hoja del mango como agente quimiopreventivo.

El procedimiento se basa en la utilización de técnicas de extracción a altas presiones que permite la obtención de extractos naturales ricos en compuestos bioactivos.

“Se han obtenido y estudiado distintos extractos determinando sus efectos sobre células tumorales de mama y células epiteliales normales humanas. A su vez, dentro de las tumorales, distinguimos entre dos tipos: las altamente metastásicas y las que poseen una escasa capacidad metastásica.

Hemos tenido también en consideración la distinta expresión de receptores hormonales, aspecto importante en el cáncer de mama”, indica José Juan Gaforio.

Los resultados de la investigación concluyen que en la hoja del mango hay compuestos que tienen actividad antitumoral.

Dependiendo de qué compuestos estén en mayor cantidad, su efecto será más potente sobre células tumorales altamente metastásicas o sobre las menos metastásicas”.