El Piélago es un paraje declarado monumento natural por la Junta de Andalucía (1 de octubre de 2003).

Se sitúa a caballo entre los municipios de Vilches y Linares.

En este enclave se encuentran interesantes elementos históricos.
Uno, de relevada importancia, es el puente romano de Vadollano.
Esta construcción formaba parte de la Vía Augusta, prodigiosa obra de ingeniería civil que conectaba la capital del Imperio, Roma, con Gades, la actual ciudad de Cádiz.
Este puente hace de frontera entre paisajes bien distintos.
Aguas arriba, el Río Guarrizas detiene su corriente embalsándose en apacibles remansos.

Sin embargo, junto al puente, se dibuja un paisaje agreste en el que el río se encajona en los enormes bloques de granito.
Aquí, el cauce tiene que salvar una serie de desniveles originando dos pequeñas cascadas.
Más abajo se vuelven a unir los brazos del río en un profundo remanso.
El visitante disfrutará de una vegetación de ribera bien conservada, entre la que destaca el fresno, con ejemplares de talla reseñable cuya sombra invita al descanso.
Así, junto al continuo murmullo del transcurrir del agua, se pueden divisar en el cielo el vuelo de singulares aves como el milano negro.