El llamado Pendón de Baeza o Pendón de San Isidoro es considerada una reliquia nacional, con honores de capitán general.

Se trata de un pendón rojo con la figura bordada de San Isidoro a caballo en la batalla de Baeza, que tuvo lugar en 1147.

La reliquia está guardada por la Muy Ilustre Imperial y Real Cofradía del Milagroso Pendón.

El pendón refleja una leyenda de finales del siglo XIII que relata cómo en el verano de 1147, cuando las tropas de Alfonso VII avanzaban hacia Almería, se vieron frenadas por la resistencia musulmana en la ciudad de Baeza.
El ejército cristiano preparó un cerco militar en torno a la ciudad con el fin de conquistarla, pero la resistencia musulmana desbarató las expectativas de Alfonso VII, hasta el punto de que las huestes leonesas consideraron levantar el cerco a la ciudad.
En ese momento, cuenta la leyenda que San Isidoro intervino en apoyo de los cristianos, y de esta forma el emperador acabó entrando triunfante en Baeza el 25 de julio, día de Santiago.
Las fuentes históricas primarias fiables confirman, contrariamente a lo que sostiene la leyenda, que Baeza no fue conquistada en 1147 sino que se rindió por capitulación.

image_content_12238668_20160605102625

 Por otro lado, la datación a partir de la versión legendaria devenida en tradicional que fechaba el pendón en tiempos de Alfonso VII es incorrecta.

A este respecto, la presencia de las armas del Reino de Castilla, que son posteriores a 1231, constituían un anacronismo soslayado mediante el recurso a explicar su presencia como producto de una interpolación posterior que sin embargo nunca fue demostrada.

Así pues el pendón fue probablemente elaborado, en su configuración primitiva, con posterioridad a la leyenda del siglo XIII que consolidó, a finales de dicho siglo, los elementos que en la segunda mitad del siglo XIV (probablemente entre 1350 y 1375) quedarían reflejados en la elaboración del pendón isidoriano, la cual tuvo lugar con motivo de la refundación de una cofradía que, inicialmente, solo fue de ayuda y sufragio a los difuntos de esta sociedad y no tenía ningún cometido militar.

¿Sabía que en la proclamación del actual rey de España, Felipe VI, hubo “movimientos” para que el monarca “se identificara” con el Pendón del Reino de León?