El Gobierno alerta de la excesiva dependencia de España en el consumo de hidrocarburos procedentes de otros países y aboga por impulsar la búsqueda de petróleo y gas en territorio nacional.

Varias comunidades autónomas han iniciado una batalla legal contra el Gobierno para frenar las prospecciones en sus territorios (08/08/2016 elmundo.es).

Así, La Rioja, Navarra, Cataluña, Cantabria, Andalucía y, de manera reciente, País Vasco, aprobaron normas contra la fracturación hidráulica, que luego el Ejecutivo de Mariano Rajoy bloqueó recurriéndolas ante el Tribunal Constitucional.

En la provincia de Jaén se explorarán dos zonas:

La primera de ellas, de 40.812 hectáreas, se distribuye entre los municipios de Baeza, Bedmar y Garcíez, Begíjar, Jaén, Jimena, Lupión, Mancha Real, Torreblascopedro, Torres, Úbeda y Villatorres. La segunda ocupa una superficie de 27.208 hectáreas en Baeza, Bedmar y Garcíez, Cazorla, Jódar, Peal de Becerro, Quesada y Úbeda.

1334427908_385580_1334428784_noticia_normal ¿Petróleo y gas en la provincia de Jaén?

A comienzos de los años 50, la situación social en Jaén era de auténtica catástrofe, con unos elevadísimos índices de pobreza y una hambruna que ni la caridad de la Iglesia ni el gobierno de Franco podían paliar.

Para intentar dar solución a tan acuciante problema, el Régimen diseñó en 1953 el Plan Coordinado de Obras, Colonización, Industrialización y Electrificación de la provincia de Jaén, conocido popularmente como el Plan Jaén, siguiendo la dinámica establecida en 1952 con el Plan Badajoz.

1 ¿Petróleo y gas en la provincia de Jaén?

Con él se proyectaron grandes obras hidráulicas y regadíos, al tiempo que se pretendía potenciar a la industria y en especial a la minería, con la profundización de pozos y labores en el distrito de Linares-La Carolina y la terminación del socavón del desagüe de Linares, de 6450 metros de longitud, sin olvidar las investigaciones de hidrocarburos y otros combustibles.

En la localidad de La Puerta de Segura se llevaron a cabo unos sondeos en busca de petróleo en 1957.

El 23 de marzo de ese mismo año, la noticia de que se había encontrado el tan deseado oro negro saltó a la prensa, provocando que un aluvión de periodistas, emisoras de radio e incluso el NO-DO se desplazaran hasta la pequeña localidad en los primeros días del mes de abril, confiando en poder ser testigos de la emergencia del petróleo, hecho que finalmente no se produjo, pese a darse casi por seguro.