Viajan miles de kilómetros y pagan 30 euros para hacer una labor que, hasta la crisis, sólo aceptaban los inmigrantes.

Sentirse aceitunero por un día puede ser la máxima experiencia de un visitante a Jaén.

Son los clientes de “Aceituneros por un día”.

Se trata de una iniciativa para dar a conocer nuestro aceite, tanto en la recogida como en el proceso que discurre en una almazara.

Ponerse en la piel de los aceituneros que por siglos han recolectado la fruta de donde obtenemos nuestro Oro Líquido.

Ir al olivar, con los enseres tradicionales para participar en la recogida simbólica de la aceituna y marchar después a la almazara para ver qué ocurre con el fruto…

ALGO INOLVIDABLE.

Esta actividad se realiza en los meses de recolección, entre Octubre y Enero normalmente, tanto para visitas individuales como para grupos.

¿Te apetece probar? Apúntate aquí